Todo en el Universo se mueve y tiene una frecuencia vibratoria. Cada célula de nuestro cuerpo está en constante movimiento y vibración. Podemos decir que estamos en un estado saludable cuando en nuestro cuerpo todo vibra a un mismo ritmo formando una unidad armónica. Pero este estado es influenciable, a nivel interno por nuestras emociones y pensamientos, y a nivel externo por todo lo que nos rodea, lo que a menudo produce desequilibrios que han de ser tratados para evitar la aparición de enfermedades.

Mi terapia engloba todo un conjunto de prácticas chamánicas ancestrales, de armonización y sanación energética, dirigidas a recuperar el equilibrio entre cuerpo, mente y alma.

Este es un trabajo energético-espiritual donde se unen técnicas ancestrales con  otras más modernas, obteniendo un excelente método de sanación y desarrollo personal.

Sanando el  conflicto original desde el cuerpo energético de la persona, conseguimos eliminar antiguos patrones de conducta que inconscientemente se van repitiendo y dificultan el flujo de la vida. Esto da lugar a la aparición de otros nuevos más positivos que se van asimilando de forma natural.

Recuperando partes del cuerpo sutil que se perdieron en momentos traumáticos vamos fortaleciendo el cuerpo energético, se equilibran los centros de energía y se conecta con la propia esencia. Poco a poco una nueva perspectiva va apareciendo.

Aceites esenciales, sonido, olores, y mucho más conforman el Espacio de Sanación que es Ki de Soann.  Terapias que se realizan desde el corazón para la Sanación del Alma, desde el más absoluto respeto y adaptadas a lo que la persona necesita en cada momento.

Algunos beneficios de la terapia:

  • Libera el estrés, afloja tensiones
  • Mejora las relaciones personales y con el entorno
  • Ayuda a conectar con uno mismo, proporciona autoconocimiento y crecimiento personal
  • Mejora la autoestima
  • Elimina bloqueos emocionales
  • Aumenta la energía
  • Proporciona quietud mental
  • Ayuda a tratar la ansiedad y la depresión

 

Tan importante como el tratamiento energético del cuerpo, lo es el de los ESPACIOS DONDE SE CONVIVE, como en las casas y en los lugares de trabajo. En esos espacios se acumula la energía densa que las personas emiten mediante su vibración: emociones.  sentimientos, pensamientos, palabras y actos.  Esta energía densa se adhiere y permanece.  Por eso muchas veces se entra en un lugar y  cuesta respirar,  las personas se sienten apáticas, irritables, o simplemente no se sienten a gusto.    Cuando es necesario, ofrezco a mis clientes el  hacer una LIMPIEZA ENERGÉTICA DE ESPACIOS, lo que proporciona paz, armonia y bienestar, algo que se nota al momento y que favorece directamente el proceso de recuperación de la persona.

** Es importante puntualizar que las terapias realizadas en Ki de Soann no sustituyen a ningún tratamiento médico o psicológico, son técnicas complementarias que acompañan a la persona en su proceso de sanación.