La hipnosis clínica y regresiva es una técnica muy eficaz que nos permite utilizar los propios recursos internos para modificar la forma en que se está abordando un conflicto.

Mediante diferentes técnicas, el paciente es inducido a una relajación profunda durante la cual permanece en todo momento consciente, lúcido, y mantiene su voluntad intacta. Es un estado de concentración máxima, en el que los pensamientos y las emociones se focalizan para gestionarlos de la forma más adecuada y conseguir así los resultados deseados. En este estado, la persona hipnotizada se mantiene atenta a las palabras del terapeuta, pero sin perder ni la conciencia ni su voluntad. En este punto es donde el terapeuta puede trabajar a nivel del inconsciente, sin la interferencia de la mente consciente.

El estado hipnótico consiste en una inhibición parcial de la conciencia, algo que nos ocurre a todos continuamente de forma espontánea, cuando nos focalizamos en algo abstrayéndonos del entorno.

Durante la sesión de hipnosis, la persona se encuentra perfectamente consciente, en un estado de concentración máxima, y es importante decir que en ningún momento va a dormirse, ni a olvidar nada. Aunque esté muy relajada estará participando activamente en la sesión de hipnosis.

Los buenos resultados de esta técnica están más que demostrados. La hipnosis está altamente recomendada para tratar entre otros muchos, los siguientes temas:

  • Trastornos emocionales en general
  • Procesos de duelo y pérdidas
  • Dejar de fumar
  • Bajar de peso con Balón Gástrico Virtual
  • Potenciar la memoria y la capacidad de concentración

 

** Es importante puntualizar que las terapias realizadas en Ki de Soann no sustituyen a ningún tratamiento médico o psicológico, son técnicas complementarias que acompañan a la persona en su proceso de sanación.