photo-1430462708036-7ef5363d56d8
Aprendí a ir descalza por la vida. Así puedo sentir mejor el terreno que piso, tomo plena conciencia de dónde pongo mis pies, de cada paso que doy.

Al principio iba despacio, era patosa, se me clavaba todo y me dolía incluso cuando pisaba las piedras más pequeñas, pero poco a poco mis pies se hicieron más fuertes, mis piernas como dos troncos bien enraizados, empezaron a sostener el peso en justo equilibrio con el terreno que pisaba, poco a poco mi conciencia fué apareciendo a la par que mi intención y mi ser empezó a estar aquí y ahora, convirtiendo mi caminar en una constante meditación.

Aprender a pisar con seguridad aumenta tu confianza en tu propia capacidad, caminas con gracia y soltura, porque ese es tu caminar natural, el que te pertoca por derecho. Caminar tranquilo y seguro por la vida, es nuestro derecho.  Un paso tras otro, sin pensar más allá, sólo sentir  cada paso como un pequeño logro.

Caminar descalzos nos hace fuertes, nos sitúa en el momento presente y en el terreno que pisamos, nos centra y nos obliga a “estar”.   Sin duda un excelente ejercicio.

Compruébalo, seguramente te darás cuenta de que en cuanto vuelves a ponerte los zapatos, tu atención se desvía y puede ser que hasta te tuerzas el pie…

#cionunez#caminar#sentir#avanzarconsciente

Un comentario “Caminar consciente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *